Unidad 3. Intervenciones psicosociales en contextos críticos: construcción del dispositivo de intervención

– Diseño emergente del dispositivo de intervención en base a prediagnosis situacional inicial. 

– Revisión de recursos humanos disponibles. 

– Diferencia entre presencia y disponibilidad fáctica. 

– De las instituciones al territorio. De la inmovilidad al nomadismo de las intervenciones. 

– Recursos estratégicos y de infraestructura. Lecturas básicas en tiempos sin tiempo. 





Actividades

– Presentación de Clase Virtual multimedia y Clase Virtual escrita de Unidad 3.

– Realización de Guía de reflexión y autoaprendizaje de Unidad 3.





Contenidos

  • Clase Multimedia Nº 3, aquí.
  • Clase Escrita Nº 3: DE LA RESILIENCIA A LA CAPACIDAD VINCULAR. Acceda, aquí.




Bibliografía

  • Di Nella, Yago (2012): “Inclusión Mental: políticas públicas con enfoque de derechos”. Buenos Aires. Koyatún Editorial. Cap. 2. : Modelos de externación: del alta médica a la Inclusión Social. Acceda, aquí.
  • PIFATACS (2009): “Desarrollo Humano en Comunidades Vulnerables: el método de Clínica de la Vulnerabilidad Psicosocial”. Programa de Investigación, Formación y Asistencia Técnica en Alternativas al Control Social (PIFATACS; Director: Juan Carlos Domínguez Lostaló). Buenos Aires. Koyatún Editorial. Pag. 59 a 75. Acceda, aquí.
  • Di Nella, Yago (2011):“Dispositivos Congelados: Psicopolítica de la formación en psicología. Construcciones de subjetividad profesional desde un enfoque de derechos”. Buenos Aires. Koyatún Editorial. Cap 1: Ideas para una psicología política en la Argentina del siglo XXI y Cap. 2: Memoria, historia y elaboración para repensar la psicología en el campo de la “numerosidad social”. Acceda, aquí.




Videos Complementarios

Lic. Ximena Monge: Los dispositivos de intervención y el trabajo social

Victoria Ibañez: La necesidad de un dispositivo comunitario territorial e interseccional desde un enfoque de derechos.





Guía de reflexión y autoaprendizaje Nº 3

– Acceda a la guía, aquí.


			

2 Respuestas

  1. Mariangel

    Buen dia! gracias por la clase y el material, el resto del foro escucha la clase 3? quizás es mi compu…

  2. Rosana Grisolía

    Buenas tardes. Disculpas por la demora.
    En relación a lo planteado en la guía nº 3:
    Respecto al dispositivo, visto como instrumento de intervención psicosocial, se debe procurar garantizar que el mismo sea construido poniendo el foco en la comunidad, en sus vivencias, padeceres y fortalezas, admitiendo desde el momento mismo del diagnóstico de la situación, que el mismo no ha de ser formulado de una vez para siempre sino que debe sostener la flexibilidad necesaria en su conformación que permita adecuación a las distintas instancias que suponga el atravesamiento de la crisis. Asimismo, para su diseño es preciso evaluar las características socio-históricas de la comunidad a la que vaya a ser aplicado. No hay posibilidad de intervención en el aquí y ahora si se desconoce no solo las condiciones materiales y simbólicas en que la comunidad se formula en el hoy sino también aquellas que hacen a las determinaciones históricas de la comunidad.
    Por otra parte, intervenir en situaciones críticas supone que debemos valernos de los saberes disciplinarios pero no sujetarnos a formas de intervención que pudieran ser válidas en otros contextos pero que pudieran resultar inadecuadas al momento presente.
    Dar lugar a la palabra del otro quizás no sea suficiente. Son necesarias abrir otras instancias de expresión que permitan que el dolor, la incertidumbre, los temores puedan manifestarse; en ello también ha de estar poniéndose a prueba la propia voluntad de los profesionales de recurrir a la interdisciplina, y a la propia modificación de las instancias de intervención a las que pudiéramos estar sujetos o cómodos de emplear.
    Respecto de las instituciones, si bien hay infraestructura hospitalaria y de centros de atención primaria de la salud, no creo que de la misma manera en que se han diseñado protocolos médicos para atención de la emergencia sanitaria, estén habilitados o previstos otros que impliquen la atención en lo que respecta a la salud mental de la población. Me queda la sensación -y el pensar- en que si bien hay profesionales capacitados en el área de la salud mental, el mismo no está siendo convocado para intervenir orgánicamente en este proceso crítico.
    Y un déficit que creo observar es la falta de decisión y de organización al interior del campo de los profesionales psicólogxs en proyectar, diseñar, elaborar modelos de intervención ante la emergencia sanitaria que atravesamos.

Deja una reflexión respecto de los contenidos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *